¡Decora tu casa en Navidad con Banak Importa!

Desde Banak Importa te animamos a que decores tu casa de navidad…

Decorar tu casa en Navidad no es sólo una cuestión de estética, además se puede convertir ¡en una actividad entrañable para toda la familia!

Los colores básicos que acompañan a estas fechas son el rojo, verde, dorado y plateado. Sabiendo esto, ¡sólo tienes que ponerte a combinar!

Si tienes hijos, anímalos a que participen de la decoración del hogar, sentirán que son parte imprescindible en estas fechas y os divertiréis juntos. Además, le darán un toque infantil perfecto a vuestra casa en estos momentos tan especiales. Si todavía son muy pequeños, será suficiente con que te ayuden, por ejemplo, a colgar los adornos del árbol de Navidad.

Si tus ventanas dan a la calle, deja que los niños decoren vuestros cristales con un spray y unas plantillas…a ellos les encantará y todo el mundo podrá ver con qué ilusión vivís estas fechas!

El árbol es, en muchos de nuestros hogares, el centro de la decoración navideña, ¡trátalo con mimo! En la base puedes colocar “regalos” que tú misma puedes hacer. Con unas cajas de cartón envueltas en papel de regalo y un lazo, darás un toque especial al abeto y… ¡crearán un ambiente de ilusión único!

Las luces del árbol, puedes colocarlas de abajo a arriba distribuyéndolas bien por toda la copa.  Una vez puestas, cuelga los diferentes adornos que tengas: bolas, ángeles, espumillón… ¡nada sobra! En la cima, además, hay que colocar el “adorno principal” ya sea una estrella, un ángel o un divertido Papá Noel.

La mesa es cosa tuya. Aquí los peques de la casa tendrán que quedarse a parte y tú ¡ponerte manos a la obra!

Lo ideal es que tengas un centro de mesa. Puedes colocar candelabros dorados y plateados  y acompañarlos de plantas como el acebo, o la flor de Pascua, tan propia de esta celebración. También puedes jugar con la vajilla, combinando, por ejemplo, dos vajillas de diferentes colores (roja y blanca, verde y blanca…) y hacer que el  espíritu de la Navidad ¡esté en todas partes! Para otras mesas que no sean las principales, bastará con que llenes una jarra o cuenco grande de cristal con bolas, ramas, piñas…

Y, por último, aunque no por ello menos importante… ¡no olvides decorar la entrada de tu casa! De esta manera, cualquiera que cruce el umbral de tu hogar ¡se llenará de espíritu navideño!

Lo más habitual es colocar una corona. Normalmente va decorada con bolas, figuritas, lazos o muérdago, planta de la que, aseguran, trae buena suerte y ¡simboliza la esperanza!

Así que ya sabes, ponte tus mejores galas, descorcha una botella de cava y ¡brinda por estas fiestas y el año nuevo que ya está aquí!

 

Deja una respuesta